Tomás Bisonó 6 diciembre, 2015

Mejorando rápidamente y con ganas de lograr más

En Tomás encontramos además de un coach que observó su nado e intentó pulirlo, un amigo que lo comprendía y motivaba a dar más y a cuidar de los detalles.

Conozco a Tomás desde niña y siempre admiré su técnica y desempeño en el agua además de su disciplina y tenacidad, así que cuando me enteré de las clínicas, no tardé en contactarlo pues sería un importante apoyo a la práctica de mi hijo César con los Delfines.

En esos momentos César se estaba recuperando de una lesión en el hombro que lo sacó del agua por 4 meses y estaba bastante desanimado  y mi mayor interés era que volviera la piscina sin temores. Luego del verano comenzó a ir a las clínicas y encontramos además de un coach que observó su nado e intentó pulirlo,  un amigo que los comprendía y motivaba a dar más y a cuidar de los detalles. Le propuso fijarse una meta y trabajar tras ella sin olvidar que es un niño y que lo importante es divertirse en el agua.

Mil gracias por todo!

Tania González – madre del atleta César Alvarez.