Tomás Bisonó 29 enero, 2017

12 consejos para un año lleno de éxitos

Haz iniciado un nuevo año esperanzado y con todas las ganas de cumplir cada una de las promesas que te has propuesto para los próximos 12 meses. Implementa los consejos que aprenderás hoy para que conviertas este año en el que finalmente logres los resultados que llevas años persiguiendo.

Iniciamos un nuevo año esperanzados y con todas las ganas de cumplir cada una de las promesas que nos hemos propuesto para los próximos 12 meses. Si reflexionamos detenidamente, este es un proceso por el cual atravesamos todos los años. A diferencia de años anteriores, en este te has propuesto a seguir consejos que te permitan materializar varias cosas que has dejado pendientes en el pasado. Por lo tanto, es momento de tomar las cosas más en serio.

Te pones en el estado mental correcto, tomas lápiz y papel y te propones a plasmar sobre la hoja un conjunto de metas que estás seguro convertirás en realidad este año. Pero, cuando estás a punto de empezar a escribir tu mente se pone en blanco y no sabes por dónde empezar. Sabes que entre esas metas se encuentran la mejora de tus marcas, la evolución positiva de tu técnica y tal vez tu participación en algún gran evento en el que aún no has podido participar.

Pues hoy te digo, descarta lo que hasta ahora has estado haciendo porque no está funcionando. Debes adueñarte de tus objetivos y reencausar tu camino hacia el éxito. Implementa los consejos que aprenderás hoy para que conviertas este año en el que finalmente logres los resultados que llevas años persiguiendo.

12 Consejos para un año lleno de éxitos

  1. Aliméntate mejor

Durante la juventud, nuestros cuerpos asimilan cualquier tipo de alimento que ingerimos. Para nuestro organismo en desarrollo pareciera que es igual si nos alimentamos con comida de alto nivel o si solo comemos comida chatarra. La alimentación es tal vez uno de los aspectos más influyentes en el desempeño de un atleta, pero también uno que muchos atletas restan importancia.

La ingesta de los macronutrientes y micronutrientes correctos tiene el potencial de aumentar de manera significativa nuestro rendimiento en el agua. Si lo que buscas es solo energía para mover tus brazos y piernas, cualquier tipo de alimento puede servirte. Pero, si persigues mejores resultados, así como un alto rendimiento en tus entrenamientos, entonces debes alimentarte con los grupos alimenticios que te ayudarán a alcanzar esos objetivos.

Para lograr que tu cuerpo responda a los rigores de los entrenamientos y puedas alcanzar los efectos de entrenamiento adecuados, debes ingerir la proporción correcta de carbohidratos, proteínas y ácidos grasos. Las proporciones de estos principales macronutrientes pueden variar dependiendo de las pruebas para las que te estés preparando. Por ejemplo, si tu especialidad incluye las pruebas de velocidad, como son las carreras de 50 y 100 metros, la ingesta de carbohidratos debe ser menor que si fueras especialista en pruebas de media y larga distancia.

Una dieta bien balanceada es siempre lo más recomendable, aunque en el caso de los atletas que llevan regímenes continuos de entrenamientos, este balance puede que varíe. Te aconsejo que consultes con un nutricionista deportivo, quien puede sugerirte las proporciones adecuadas de los grupos alimenticios que debes ingerir. De esta manera podrás mantener tu organismo con el combustible correcto y necesario para lograr un óptimo desempeño en tus entrenamientos y competencias.

alimentacion
alimentacion

2. Concéntrate más en tus competencias

La concentración para un nadador es la llave que puede abrir la puerta hacia una actuación espectacular. Es indiscutible su importancia en el desempeño atlético. El poseer una buena concentración te mantendrá sereno en tus competencias, en especial frente a los efectos fisiológicos comunes creados por una infusión de adrenalina en tu torrente sanguíneo.

Ha sido comprobado que el entrenamiento mental es tan o más importante que la preparación física de un nadador.  Incontables veces he visto a un atleta llegar a la competición en el tope de condiciones físicas, pero sucumbir bajo las garras de un nerviosismo incontrolable que termina causándole una caída significativa en su desempeño. Por esta razón la concentración es un aspecto tan entrenable como el realizar repeticiones durante tus entrenamientos en el agua.

Mantenerte sereno y concentrado durante el transcurso de tus competencias es un requisito si lo que persigues es un alto rendimiento. Siempre existirán momentos en los cuales puedas divertirte y disfrutar del magnífico ambiente que se vive durante los eventos de natación bien organizados. Pero esos momentos no deben ser aquellos previos a tus carreras. Verás, si no estás concentrado antes de tus pruebas tu organismo puede que no envíe las señales correctas a tus músculos.

La correcta ejecución de tu estrategia de carrera depende en parte del número de veces que la hayas ensayado, pero también en el estado mental que te encuentres al momento del desarrollo de la prueba. Te lo debes a ti mismo mantenerte sereno y concentrado cuando te propones a poner en práctica todo lo que has simulado en tus entrenamientos. Además, no permitirás que una simple distracción eche a perder largos meses de ardua preparación. Concéntrate por unos minutos para que celebres largo y tendido cuando hayas alcanzado tus objetivos.

nadador concentrado
nadador concentrado

3. Cambia el enfoque de tus entrenamientos de cantidad a calidad

Hoy en día ya no es secreto que los entrenamientos a alta intensidad se pueden usar para entrenar de manera simultánea los sistemas de energía aeróbico y anaeróbico. Demasiadas para nombrarlas en este espacio son las investigaciones que abalan este hecho. Pero, lo datos revelados por los científicos Tabata (Japón), Gibala (Canadá) y Rushall (Estados Unidos) son algunos de los más relevantes en la natación.

En el pasado lo que requería largos entrenamientos y muchos meses en lograr, en la actualidad se puede alcanzar en una fracción del volumen y el tiempo que tradicionalmente se estilaba. Claro, esto no sucede por arte de magia. Cuando te propones a entrenar natación a intensidades que se aproximan a velocidades de carrera, debes colocarte en el correcto estado mental para poder tolerar los rigores de este tipo de entrenamientos.

Soy un fiel creyente de los efectos que se pueden lograr entrenando a ritmo de carrera, pero también respeto que hay muchos técnicos y nadadores que continúan entrenando bajo los métodos tradicionales de entrenamiento.  Desafortunadamente no todos tenemos el tiempo para dedicar horas enteras a entrenar, por lo que los entrenamientos a alta intensidad son una estupenda alternativa para aquellos nadadores que buscan mejorar sus resultados, pero no tienen disponible todo el tiempo como para llevar un plan completo de entrenamientos.

Así que  descarta lo antiguo y recibe lo nuevo con los brazos abiertos. No solo lograrás en menos tiempo adquirir estupendas condiciones físicas, también tendrás más tiempo para hacer otras cosas valiosas en tu vida. Te aseguro que no te arrepentirás. Además, los resultados que obtendrás te dejarán boquiabierto.

Entrena a ritmo de carrera
Entrena a ritmo de carrera

4. Socializa más con tus compañeros de equipo

Investigaciones realizadas por la entidad reguladora de la natación en los Estados Unidos, USA Swimming, revelan que la razón principal por la que las personas practican la natación es porque se encuentran el deporte divertido. Asimismo, la razón número uno del cese de los entrenamientos es que ya no encuentran la diversión en la práctica del deporte. No es difícil entonces entender por qué es tan importante practicar la natación en compañía de otras personas que disfruten del nadar y de todos sus beneficios para la salud.

Aunque a veces la natación es vista por otros deportistas como un deporte individual, muchos nadadores reportan disfrutar del ambiente de equipo que se vive durante las postas de relevo y durante las competencias. Existen muchas razones por que esto sucede, siendo las principales la creación de una identidad de equipo, la organización de actividades sociales y la recompensa ganada por la demostración de comportamientos de equipo.

Si les preguntas cuáles son las razones por las que continúan practicando el deporte a los nadadores que más tiempo han formado parte de un equipo de natación, es posible que la mejora de sus marcas no se encuentre al tope de la lista. Para muchos atletas, la camaradería en lo más importante. Sentir que se pertenece a un núcleo de personas que disfrutan de una misma actividad es una de las características principales de nuestra sociedad. La natación como deporte les otorga a sus practicantes ese bienestar.

No sé si para ti, pero para mí los nadadores representan el estandarte del hacer algo mucho más grande que lo que jamás hayan hecho, simplemente por hacerlo y hacerlo por diversión. ¿Te has dado cuenta que los nadadores tienden a sentirse apenados si no han dado lo mejor de sí mismos? Esto no es porque son melancólicos. Más bien es porque son sus compañeros de equipo los únicos que podrían entender que es posible dar más allá de lo que es físicamente posible.

equipo socializando
equipo socializando

 

5. Descansa más y mejor

¿Sabías que una hora menos de sueño todas las noches puede tener un enorme efecto negativo en tu desempeño? La falta de sueño está asociada a un sin número de problemas de salud y de rendimiento. Por esta razón, no es difícil comprender que un atleta que experimenta problemas con sus patrones de descanso es 70% más propenso a sufrir una lesión, en comparación a sus demás compañeros de equipo.

En una entrevista reciente que concedió al sitio de Internet SwimSwam.com el medallista olímpico de oro norteamericano Ryan Murphy, el oriundo de Jacksonville, Florida hizo mucho hincapié en que le atribuye sus estupendos resultados al perfeccionamiento de diferentes técnicas que le permiten recuperarse más rápido, así como a un impecable protocolo de descanso. Según sus propias palabras, sin un buen descanso es prácticamente imposible lograr un óptimo desempeño.

Para mejorar la calidad de tu descanso debes empezar por lo más básico: tus hábitos. Deja de utilizar dispositivos electrónicos antes de retirarte a dormir. Por otro lado, asegúrate que la recámara donde descansas esté completamente en silencio y oscura. Con respecto a tu ingesta alimenticia, no tomes café después de las 2 de la tarde. Y por último, dentro de la medida de lo posible, considera tomar una siesta a mediodía, en especial si has tenido una sesión matutina de entrenamientos.

Si estás persiguiendo mejores resultados que los que hasta ahora has conseguido, optimizar tu tiempo de descanso podría ser la clave para que obtengas esos resultados.

descansa mejor
descansa mejor

6. Intenta nuevas pruebas y eventos

Nadas libre pero sientes que necesitas más potencia en las piernas. ¿Has considerado entrenar más en el estilo pecho?

Eres especialista en pruebas de sprint, pero te caes al final de una carrera de 100 metros. ¿Por qué no intentas un ciclo de entrenamiento más orientado a pruebas de semifondo?

La porción del nado en todas tus pruebas es espectacular, pero te has dado cuenta que te quedas rezagado en tus virajes. ¿Has experimentado el trabajo subacuático con aletas?

Los mejores nadadores del mundo son también los más completos; aquellos que son especialistas en las pruebas de combinado individual. Las razones por las que esto es un hecho escapan el alcance de este artículo, pero no se nos puede escapar mencionar que a través de entrenamientos especializados en el combinado individual han fortalecido todos sus grupos musculares. Sus cuerpos se han adaptado a las exigencias del continuo cambio muscular requerido para nadar bien este tipo de pruebas.

Al intentar pruebas que con regularidad no participas, no solamente fortaleces tus músculos, también fortaleces tu mente y la preparas para tolerar el agotamiento físico que experimentas en algunas de tus pruebas preferidas. Tal vez tienes problemas desarrollando una sólida estrategia de carrera en la prueba de los 200 metros libre, pero al aventurarte a nadar los 400 metros combinado individual, esa carrera deje de atemorizarte.

Añadir variedad a tus programas de competencias puede convertirse en una bendición disfrazada; en “justo lo que el doctor te prescribió”. Querer dominar todas las pruebas puede que sea una labor titánica, pero usar esas pruebas para fortalecerte, física y mentalmente, no solo es una excelente idea, es también un comportamiento digno de un campeón.

Programa-de-pruebas-de-natacion
Programa-de-pruebas-de-natacion

7. Fortalece tu mente a través del entrenamiento mental

Fue Michael Phelps quien dijo: “tu cuerpo escucha todo lo que tu mente dice”. Palabras textuales de uno de los mejores atletas de todos los tiempos. Y es que los hitos de Phelps son prácticamente imposibles de alcanzar sin la necesaria fortaleza mental. Como nadador, puede que no haya existido ninguno como Phelps y puede que jamás vuelva a existir, pero sí es posible desarrollar una mente que te permita alcanzar todo lo que te propongas.

Desarrollar la fortaleza mental necesaria para romper todos los esquemas es una ardua labor. Una que debe realizarse consistentemente. Convertirte en tu propio Michael Phelps no se materializará en unas pocas sesiones de visualización guiada. Debes establecer nuevos hábitos de concentración y visualización. Estas técnicas deben convertirse en parte de tu vida como lo son el dormir y el alimentarte.

Phelps es solo un ejemplo de lo que una mente fuerte puede lograr. El baloncestista Michael Jordan es otro atleta famoso por su poder mental. Se dice que Muhammad Ali poseía la habilidad de visualizar la manera exacta cómo vencería a sus contrincantes. El surfista profesional norteamericano Kelly Slater desarrolló la habilidad de crear maniobras en su mente, logrando ejecutarlas sin previamente haberlas realizado en el agua.

Los beneficios del entrenamiento mental son estupendos para todos los nadadores que estén dispuestos a someterse a una preparación que no requiere de la flexión muscular. Para muchos de ustedes puede que parezca una pérdida de tiempo, pero quiero que pienses si vale o no la pena llegar hasta las últimas consecuencias para alcanzar tus objetivos. Si ya haces esto cuando sometes tu cuerpo a largas horas de entrenamiento, ¿qué mal puede causarte trabajar en tu fortaleza mental unos pocos minutos todos los días?

entrenamiento mental
entrenamiento mental

8. Mantén un diario de entrenamientos

Existen varios métodos a través de los cuales puedes establecer y dar seguimiento a tus metas.  Esta tarea es indispensable si tienes como objetivo lograr mejoras este año. Verás, nuestras metas deben librar una batalla campal con el resto de los pensamientos que se nos cruzan diariamente por la cabeza. Mientras en ocasiones nos sentimos invencibles, en otros momentos nos sentimos abatidos y empezamos a hundirnos como si estuviéramos en medio de un pozo de arena movediza.

Cuando tengas claro lo que perseguirás este año, debes plasmarlo con tu propio puño y letra en un papel y colocarlo en un lugar visible. Ese lugar puede ser en un diario de entrenamientos. Para mi fue una de las herramientas más importantes durante el año 2015, cuando me posicioné entre los 10 mejores espaldistas del mundo en la categoría máster de 40-44 años.

Pero, no tomes literalmente mi palabra. Investigaciones revelan que aquellos atletas que se toman el tiempo de escribir sus metas de manera específica en un diario de entrenamientos tienen 42% mayores probabilidades de lograrlas, en comparación con otros deportistas que tan solo piensan en ellas. No sé tú, pero si alguien me revelara es información, de inmediato me pondría a escribir cada uno de mis objetivos.

Estoy seguro que si estás leyendo este artículo es porque quieres que este año sea uno lleno de excelentes resultados. Así que enfócate en los aspectos importantes que te permitirán acceder a esos resultados. Dedica tiempo a registrar tus principales experiencias. Revísalas con frecuencia. Aprende de los hechos más trascendentales y lleva tu natación a un nivel que nunca imaginaste la llevarías; el nivel que tú te mereces.

diario de entrenamientos
diario de entrenamientos

9. Comunícate mejor con tu(s) entrenador(es)

¿Te has fijado que los mejores nadadores del mundo llevan años entrenando bajo un mismo entrenador o grupo de entrenadores? La relación atleta-entrenador es una de las variables que debe existir para que los nadadores logren el éxito. Con esto no quiero decir que la relación deba ser perfecta – sabemos de los altercados verbales entre Michael Phelps y su entrenador de toda la vida, Bob Bowman – pero, sí que debería reinar el respeto.

Los entrenadores desempeñan un rol importante en la carrera de un nadador. Muchos atletas valoran todo lo que sus entrenadores han hecho por ellos. Una robusta relación entre el atleta y su coach tiene el potencial de convertir al atleta en un estupendo deportista.

Desarrollar de una buena relación con tu entrenador te puede ayudar a ser más disciplinado. Recuerdo bien la relación que llevé con quien fue mi entrenadora desde la edad de los 9 años. Aunque a veces me rebelaba frente a alguna de sus instrucciones, siempre las seguí al pie de la letra. Lo hacía, en primer lugar porque la respetaba, pero además porque creía que los entrenamientos que ella prescribía para mí siempre arrojarían resultados positivos. Afortunado yo, siempre fue así.

La comunicación con tu entrenador debe ser de dos vías, pero sobretodo debe ser una en la cual tú, como atleta, escuches más de lo que hables.

Otro consejo que puedo externarte para que fomentes una excelente relación con tu entrenador, es que lo hagas partícipe del proceso a través del cual estableces tus metas. En fin, ¿cuál es el punto de nadar tanto si no tienes definido hacia dónde vas? Tu entrenador puede ayudarte a definir ese camino.

Si no tienes claras tus metas, pregúntale a tu entrenador cuáles son las metas que él tiene envisionadas para ti. Asimismo, extérnale tus expectativas para con él o ella.

Es importante que la relación que exista entre tu entrenador y tú sea fundada en el respeto y la confianza mutua. Si no confías en el trabajo que él ha diseñado para ti, ¿cómo lograrás desarrollar tu potencial?

Comunícate mejor con tu entrenador
Comunícate mejor con tu entrenador

10. Reflexiona más en lugar de reaccionar

¿Cuál es la diferencia entre reflexionar y reaccionar? Tal vez pienses que la distinción es simplemente semántica, pero el efecto que cada una puede tener en tu carrera como deportista puede ser enorme. Reaccionar es un instinto, mientras que reflexionar es una alternativa consciente que requiere información específica.

Cuando se manifiestan a nuestro alrededor eventos adversos y peligrosos, de inmediato tomamos una actitud de defensa. En cualquier momento que nos sentimos presionados, agobiados, irritados o desilucionados (como después de una mala carrera) nuestro sistema nervioso reacciona dando lugar a síntomas como la ansiedad y la depresión.

Recuerdo en una ocasión en la que fui descalificado por supuestamente haber realizado un viraje ilegal durante una carrera en combinado individual. Mi reacción después de esa descalificación fue una de ira. Quería decirle al juez que me descalificó hasta de qué se iba a morir. Me tomó horas volver emocionalmente a la normalidad. Cuando finalmente lo hice caí en cuenta que no había valido la pena haberme sentido de esa manera por tanto tiempo.

Reflexionar requiere que evaluemos la situación, identifiquemos el problema y escuchemos lo que está sucediendo por unos breves minutos. Es más, la duración de la reflexión es irrelevante, lo importante es detenerse a pensar y esforzarse en considerar todo lo que está aconteciendo. Por eso, reflexionar es un acto consciente que demuestra que estás dispuesto a escuchar y aprender.

Por ejemplo, cuando has tenido un pobre desempeño, después de haber entrenado incansablemente durante todo el año, lo primero que atinas a hacer es buscar culpables. Aunque puede que el culpable seas tú mismo, lo que está hecho, hecho está. Por tal razón, lo que debes hacer es mantenerte sereno, aprender de lo sucedido, identificar dónde pudiste haber fallado, trabajar en corregirlo y seguir adelante.

Eres demasiado valioso para que te ofusques en un solo instante de tu vida, el cual de todas maneras en poco tiempo olvidarás.

la reflexión es la clave
la reflexión es la clave

11. Enseña a otros lo que sabes

A partir del momento que decidí convertirme en entrenador no he conocido mejor sensación que la de ver el brillo en los ojos de un alumno cuando aprende algo nuevo. Es en realidad algo indescriptible cuando empiezas a impactar a las personas mediante tus experiencias y conocimiento.

Recuerdo la primera vez que le hablé a un grupo de nadadores. En ese entonces tenía unos 17 años y me pareció que cuando hablaba, cada uno de los chicos y chicas que me escuchaban lo hacían como si sus vidas dependieran de lo que yo decía. Hoy puedo confesar que allí se sembró la semilla que eventualmente germinó en la labor que actualmente realizo.

Enseñar es una vocación. Admiro mucho a todos los maestros y mentores que he conocido. Algunos más que otros, pero los admiro a todos. Mientras voy creciendo como entrenador y clínico en natación me he dado cuenta que estás obligado a dar lo mejor de ti para que generaciones futuras tengan mejores oportunidades de las que te han dado a ti.

Muchas veces me he preguntado el por qué en nuestras culturas existe un recelo de compartir el conocimiento entre técnicos. ¿Será que nos llevaremos toda esa información a la tumba? Allí lo único que sucederá es que se perderá. En términos de conocimiento, cada bit de data que fallamos en transmitir nos atrasa más con respecto a otras naciones.

Si ves a algún colega entrenador corrigiendo incorrectamente a un nadador, es tu responsabilidad acercarte a él o ella y conversarle sobre su error. Aunque decida o no escucharte, aportarás un grano de arena hacia el desarrollo profesional de otra persona. Repite esa acción y pronto te encontrarás atraído hacia ese comportamiento. Recuerda:

“UN EDUCADOR TOMA DE LA MANO, ABRE UNA MENTE Y TOCA EL CORAZÓN”

¿Estás listo para convertirte en uno? Atrévete.

enseñanza
enseñanza

12. Disfruta a plenitud de tu natación

No importa la razón por la que lo hagas. Sea por salud, por diversión o porque te apasiona competir, la natación te ofrece muchas razones para zambullirte en el agua. Si eres de aquellos nadadores sociales que les gusta hablar hasta por los codos durante el transcurso de tus entrenamientos, la natación te ofrece la oportunidad de expresar tu personalidad. De igual manera lo hace si eres un nadador solitario que prefiere ejercitarse sin distracciones. La natación es para todos.

Aunque no lo creas, nuestro deporte es perfecto para matar el aburrimiento. Sea mediante la práctica del aqua-jogging o a través un tórrido entrenamiento de sprints. A lo mejor aprendas nuevos tips técnicos y ejercicios correctores. Cada sesión en el agua puede ser diferente. ¿Alguna vez has intentado nadar con medias? ¿Qué tal con zapatos? Inténtalo, será imposible que te aburras.

¿Y qué hay del manejo del estrés (psicológico y físico)? A nivel mental, nadar en un famoso reductor del estrés. Mover tus brazos durante una sesión en el agua te ayudará a relajarte, a escapar un poco de la realidad y a desconectarte del resto del mundo. Por otro lado, estar inmerso en el agua reduce significativamente el estrés físico al cual sometemos nuestros cuerpos cuando, por ejemplo, corremos o trotamos. Los riesgos de sufrir una lesión se reducen significativamente cuando practicas la natación.

A parte de ser una actividad que puedes practicar todo el año y que representa una actividad física completa, la natación es un excelente ejercicio que fomenta la producción de endorfinas en nuestro torrente sanguíneo. Esta respuesta biológica de nuestro cuerpo puede dejarnos eufóricos después de una buena sesión de entrenamiento. Pero eso no es todo ya que nadar con regularidad mejora tu sistema cardio respiratorio, reduce la hipertensión y abre la oportunidad para que practiques otros deportes acuáticos. Es más, la natación es una actividad excelente para mantenerte en buenas condiciones físicas durante el embarazo. En fin, la natación no tiene límites.

disfruta del nadar
disfruta del nadar

Conclusión

Si te sientes energizado y animado al inicio de un nuevo año, ¡fantástico! Para asegurar que nuestra autoestima se mantenga alta durante este nuevo período de 12 meses, implementa estos 12 consejos que hoy he compartido contigo. Eres un ser valiosísimo y te mereces ser exitoso. Las secretos sobre los que has aprendido pueden convertirse en los cimientos que abrirán el camino hacia sendos resultados, una mejor natación y un estupendo desempeño.

Referencias

Relacionados
  • Tomás Bisonó 17 junio, 2017

    Super atleta: cuerpo, cerebro y mente

    El entrenamiento físico es importante, pero cuando lo conjugamos con un adecuado entrenamiento de ...
  • Tomás Bisonó 31 marzo, 2017

    Mente Sobre Cuerpo

    El entrenamiento físico es importante, pero cuando lo conjugamos con un adecuado entrenamiento de ...